5 mins

10 ventajas de instalar aire acondicionado con bomba de calor

15 de abril de 2024

Un aire acondicionado con bomba de calor es un aparato que proporciona aire frío y caliente dependiendo de las necesidades del momento. En los días calurosos de verano, absorbe el aire caliente del interior y lo libera al exterior para refrescar la zona. En invierno, proporciona aire caliente al interior absorbiendo calor del ambiente exterior.

Un aire acondicionado con bomba de calor es un aparato que proporciona aire frío y caliente dependiendo de las necesidades del momento. En los días calurosos de verano, absorbe el aire caliente del interior y lo libera al exterior para refrescar la zona. En invierno, proporciona aire caliente al interior absorbiendo calor del ambiente exterior.

Este sistema de climatización es el más utilizado en los hogares españoles, además de ser muy eficiente. En el siguiente artículo te diremos todo lo que tienes que saber.

¿Qué es una bomba de calor?

Antes de comenzar con la explicación del funcionamiento, primero debemos aclarar qué es y cuál es su objetivo. Una bomba de calor es un aparato que toma energía de un ambiente y lo transporta a otro. Para los equipos que se instalan en casas, toma energía del exterior y la usa para calentar el interior de lugar.

Este funcionamiento se basa en la termodinámica y se rige por el cambio de estado de un refrigerante. El fluido puede absorber calor para cambiar de estado líquido a gaseoso para enfriar o ceder calor al ambiente para calentar.

Ventajas de una bomba de calor

A continuación, te daremos los 10 beneficios de instalar aire acondicionado con bomba de calor:

  • Eficiencia energética. Al tomar energía del ambiente, requieren menos esfuerzo para generar la misma cantidad de calor que otro tipo de sistemas de calefacción.
  • Ahorro de energía y costes. Como requieren menos energía, los costes de calefacción se ven disminuidos. En comparación con calderas de gas o radiadores, tiene un ahorro considerable.
  • Versatilidad. Estos sistemas pueden usarse en verano e invierno. Además, algunas bombas de calor tienen la capacidad de calentar agua, por lo que no es necesario otros aparatos.
  • Bajas emisiones de carbono. Estos sistemas están más apegados a los objetivos de descarbonización 2030. Además, con la modificación al Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, el uso de bombas de calor se ha impulsado considerablemente.
  • Durabilidad. Con un mantenimiento adecuado, las bombas de calor tienen una vida útil de hasta 20 años.
  • Funcionamiento silencioso. No emite sonidos fuertes, por lo que es bastante cómodo.
  • Confort térmico. Este sistema refresca o calienta los espacios de manera uniforme, por lo que se garantiza un ambiente agradable.
  • No requieren almacenamiento de combustible. No se requiere ningún tipo de tanque de almacenamiento o equipo extra para que puedan funcionar.
  • Baja inversión inicial. Los costes de instalación pueden llegar a elevarse un poco, sin embargo, es posible adquirir equipos que la incluyan. Con lo anterior, el retorno de la inversión se ve reflejado en 5 años aproximadamente.
  • Tecnología avanzada. Actualmente muchas bombas de calor cuentan con control remoto, alimentación solar y programación de horario. Todos estos extras ayudan a un funcionamiento mucho más cómodo para el cliente.

¿Cómo funciona una bomba de calor?

Se puede decir que la bomba de calor es un sistema de calefacción. Para un mejor entendimiento, el proceso puede dividirse en 4 pasos:

  • El fluido se encuentra a baja temperatura y presión, es decir, en estado líquido. El evaporador toma el aire del ambiente y el fluido absorbe su temperatura para cambiar de estado. El aire es expulsado a una temperatura más baja.
  • El fluido a baja temperatura y presión llega al compresor donde se produce un aumento de presión y temperatura.
  • El vapor obtenido en el paso anterior y el generado de la transformación de energía eléctrica en calorífica circula en el condensador. Aquí, cede la energía acumulada para volver al estado líquido.
  • Dicho líquido pasa por la válvula de expansión para regresar a las condiciones iniciales (baja temperatura y presión) para poder reiniciar el proceso.

Tipos de bomba de calor

Son 5 los tipos de bombas de calor que existen:

  • Bomba de calor aire-aire. Toma el calor del aire y lo transfiere al aire del lugar donde está instalada.
  • Bomba de calor aire-agua. Toma el calor del aire para transferirlo a un circuito de agua, por ejemplo, radiadores de baja temperatura o acumuladores de agua caliente sanitaria.
  • Bomba de calor agua-agua. Utiliza como medio de transferencia de calor el agua a través de un intercambiador de calor donde absorbe o libera energía.
  • Bomba de calor geotérmica. Aprovecha el calor almacenado en el subsuelo con ayuda de un refrigerante absorbe el calor y lo comprime para aumentar la temperatura.
  • Bomba de calor aerotérmica. Tiene un funcionamiento parecido a la bomba de calor anterior. Usa el calor del aire para transferirla a cualquier medio de calefacción o refrigeración de agua o aire.

Como podrás darte cuenta, las ventajas de aire acondicionado con bombas de calor frente a otros sistemas de calefacción son numerosos. Para saber qué tipo de equipo es el que más se adapta a tus necesidades, te invitamos a que revises nuestro catálogo. Si todavía no estás seguro de cual elegir, nosotros te ayudamos. Únicamente tienes que rellenar el formulario y en breve estarás recibiendo asesoramiento personalizado.