4 mins

Ahorrar energía con aire acondicionado en invierno

15 de abril de 2024

Casa con equipo de aire acondicionado

4 mins

Ahorrar energía con aire acondicionado en invierno

15 de abril de 2024

El uso del aire acondicionado con bomba de calor en invierno es una excelente opción para garantizar eficiencia energética, sostenibilidad y bajo consumo. No solo caldean una habitación rápidamente, sino que presentan numerosas ventajas con respecto a otros como, por ejemplo, calefactores o braseros. Si quieres saber un poco más sobre sus particularidades y cómo ahorrar con ellos, sigue leyendo.

¿Cuándo utilizar aire acondicionado en invierno y cuál es la temperatura ideal?

El aire acondicionado es una opción idónea para climas templados, con temperaturas exteriores moderadas y humedad alta. No obstante, también sirve para climas fríos, como alternativa a radiadores o calefacciones centrales. La temperatura ideal para el invierno oscila entre los 20 y 22 grados. Ese margen proporciona un ambiente cálido y acogedor sin un consumo excesivo de energía.

¿Cómo utilizar bien el aire acondicionado en invierno?

Ahorrar con el aire acondicionado en invierno requiere seguir una serie de pautas. Si cumples con ellas, no notarás mucho incremento en la factura de la luz. Además, tus habitaciones tendrán temperatura acogedora y homogénea. Esto, sin embargo, no ocurre con braseros en mesas de camilla o estufas, que concentran todo su efecto en zonas muy concretas. Por ello, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes factores:

Dispositivo eficiente

Adquirir un equipo moderno y eficiente desde el punto de vista energético es crucial para el ahorro. En la actualidad, la tecnología proporciona grandes ventajas para que puedas comprar el que más se adapte a ti. Consulta la etiqueta de clasificación energética y fíjate en los siguientes indicadores:

  • Coeficiente de rendimiento estacional (SCOP). Cuando es alto, indica una mayor eficiencia energética. Busca bombas de calor con un SCOP elevado, ya que esto significa que la unidad es capaz de proporcionar más calor utilizando menos energía.
  • Carga de diseño en kW. Representa la cantidad de energía que la bomba de calor puede generar. Elige una unidad que pueda cubrir las necesidades térmicas de tu espacio de manera eficiente.
  • Estimación del consumo anual de energía en KWh. Cuanto más baja sea mejor, porque consumirá menos electricidad.

Calcula las dimensiones que necesitas

Tendrás que escoger el dispositivo según la superficie de la vivienda o de las habitaciones que quieras calentar. Si te pasas o no llegas, será un problema, porque no conseguirás el efecto deseado. Podría suponer un gasto extra en consumo eléctrico o una falta de confort.

Programación inteligente

Aprovecha las funciones de programación del termostato para ajustar automáticamente la temperatura según la hora del día. Una buena solución es reducir la temperatura cuando no estés en casa y ajustarla a la baja por la noche.

Mantenimiento regular

Un equipo bien cuidado siempre resulta mucho más eficiente. Limpia los filtros regularmente y asegúrate de que no haya obstrucciones en las unidades exteriores. Te recomendamos seguir la guía definitiva para el mantenimiento de tu aire acondicionado.

Aislamiento

Resulta crucial que te asegures de que tu vivienda está perfectamente aislada. Así tu bomba de calor te dará un servicio adecuado, porque se retendrá todo el calor generado. Un buen aislamiento reduce la necesidad de que el aire acondicionado trabaje más tiempo para mantener una temperatura constante.

Aprovecha la luz del sol

Si buscas el máximo ahorro posible, aprovecha el calor que aportan los rayos del sol. Abre cortinas y persianas y deja que la casa se caliente. Será un proceso natural, por lo que no tendrás que utilizar la máxima potencia del dispositivo.

Buena temperatura en el hogar y sin gasto excesivo

La subida del precio de la luz y la llegada del invierno pueden hacerte ver con desasosiego la necesidad de recurrir a la calefacción. Sin embargo, aplicando estos consejos, lograrás mantener un ambiente cálido en tu hogar, mientras experimentas un ahorro significativo en tu factura. Sumado a esto, la eficiencia energética no solo beneficia a tu bolsillo, sino también al medioambiente por reducir la huella de carbono.

Aprovechar la versatilidad del aire acondicionado con bomba de calor en invierno es una estrategia inteligente para optimizar el consumo energético. Sigue estos consejos, y vivirás esta estación del año de manera confortable y sin sacrificar la eficiencia energética. Incluso puede contribuir a mejorar la calidad del aire en tu vivienda. ¡Solicita más información a través de este formulario!

Compartir